jueves, octubre 30

¡Harto!, pero dispuesto a ayudar....aún.

Escribo estas reflexiones con la rabia aún a flor de piel, quizás debiera esperar unos días para hacerlo pero mi intención en este blog es reflejar mi estado de ánimo en cada instante. Siento una especie de sensación bipolar, por un lado la necesidad de aniquilar, política, social, y policialmente, a estos criminales y quienes les apoyan, y por otro la convicción de que eso ni es posible ni es deseable, al menos desde posiciones como la mía que defienden los principios democráticos desde una posición nítidamente de izquierdas.

Estoy convencido de que no ha habido error en la llamada, y que quien ha diseñado la acción lo he hecho desde una perversa intención de hacer el máximo daño posible, y luego cobardemente decir que se han equivocado al hacer la llamada. Eso nos conduce a un escenario parecido al de Omagh en Irlanda, a que la casualidad o la mal suerte hagan que en el momento de la explosión pasen por allí 50 críos de un colegio que iban a visitar la universidad y mueran 32.

Ese día, y parece vamos camino de él, sacaremos a sus cómplices a “gorrazos” de cada barrio, de cada, Pleno de Ayuntamiento, de cada Asociación de Vecinos, de cada lugar de EH y Navarra. ¿Es eso lo que desea quien diseña la estrategia actual de ETA? ¿Por qué quienes les apoyan desde la política no se dan cuenta y rompen las amarras? ¿Por cobardía, por ignorancia, por error? ¿Importa eso? ¿Importan las razones por las cuales no acaban de enfrentarse a unos criminales, que les arrastra también a ellos en esta sinrazón?

Para mí, sí. Si importa, porque son 200.000 personas con las que debemos de contar para acabar con esta pesadilla. Por eso a pesar de mi hartazgo, de mi cabreo, de mi cansancio de hoy, estoy convencido de que seguiré tendiendo puentes, buscando puntos de encuentro, de diálogo, desde la sensatez y la tolerancia que ellos no tienen.
Hoy me enfrentaré con ellos, y nunca mejor dicho porque los tengo justo enfrente, y nuevamente intentaré convencerles, aunque en un momento dado los defina como cobardes, como cómplices de un acto que ha podido acabar en una gran tragedia.

Lo haré con mi bandera de Iron Maiden frente a su ikurriña, aunque hoy no toque porque puede parecer frívolo en un instante tan trágico. Lo haré como otro signo de protesta, de denuncia de su insensatez. Les miraré a los ojos, esos que desvían en momentos como el de hoy, y les lanzaré un análisis con el que están de acuerdo, pero ante el que son incapaces de rebelarse desde su posición de firmes ante el sargento chusquero que ahora manda en ETA.

No servirá para nada, tampoco la moción de condena que aprobaremos. ¿O sí? Pero más allá de las palabras, a veces vacías, están esos sentimientos que a veces utilizan como excusa para su cobardía, y ahí sí, ahí sí les podemos ganar.

Sé que desde hace años me sitúo en su “punto de mira”. No me importa, no les tengo miedo como tampoco lo tuve al otro fascismo que me tocó combatir, al de Franco. Pero deben ser conscientes de que cada vez quedamos menos, dispuestos a echarles una mano para acabar con esta locura. Y que como cuando, como en el poema de Brecht, vayan a buscarles, esta vez sí definitivamente, ya no habrá nadie para ayudarles.

Aún quedan puentes para transitar, para comunicar estas dos orillas de un río de aguas turbulentas. Frágiles, escondidos en lugares recónditos. Solo hace falta encontrarlos, y cuando lleguen allí que esté alguien dispuesto a ayudarles a cruzarlo.

3 comentarios:

  1. Incapaz de entender (bueno, hace tiempo que dejé de intentarlo) la sinrazón.

    Animo en esa búsqueda. Eutsi goiari!

    ResponderEliminar
  2. Ese día, y parece vamos camino de él, sacaremos a sus cómplices a “gorrazos” de cada barrio, de cada, Pleno de Ayuntamiento, de cada Asociación de Vecinos, de cada lugar de EH y Navarra. ¿Es eso lo que desea quien diseña la estrategia actual de ETA? ¿Por qué quienes les apoyan desde la política no se dan cuenta y rompen las amarras? ¿Por cobardía, por ignorancia, por error? ¿Importa eso? ¿Importan las razones por las cuales no acaban de enfrentarse a unos criminales, que les arrastra también a ellos en esta sinrazón?



    Pues si ,importan las razones ,te puedo decir jose que hay que ser muy valiente para solatar amarras con quienes todos sabemos ,y no todo el mundo tiene ese nivel de valentia ,de hecho a mi me ha costado mucho tenerlo ,y creeme ,me cuesta mantenerme firme ,aunque pienso seguir siendolo ,por que puedes tener suerte si no te acusan de estar a favor de los torturadores y de traidor/a ,no es la primera vez que me llaman txakurra por querer la paz y condenar la violencia ,vuelvo a repetir no es facil yo que tu ,ya que tienes en frente a mis compañeros de partido ,les preguntaria direcctamente mirandoles a los ojos ,seguro que no son capaces de sostenerte la mirada .Ellos tb tienen miedo Jose

    ResponderEliminar