jueves, agosto 21

Laguna Negra

Para terminar este verano una vista por los pinares de Soria. Austeros, poco apreciados por los admiradores de chopos, y hayas, pero bellos, muy bellos. Sólo hay que pasar unos días en un lugar tan paradisíaco como "Los Ronchales", a 4 Km. de Vinuesa, para apreciarlo y darse cuenta de que no hay que irse hasta Cancún para buscar el paraíso, que lo tenemos mucho más cerca.

Yo lo he descubierto en ese lugar, un rincón en medio de un bosque de pinos centenarios, con 10 casitas de piedra rodeadas de naturaleza, y con la "civilización" a varios kilómetros. El dueño, un joven castellano emprendedor, una delicia de persona. Sentarse antes de acostarte a la puerta de la casa escuchando, sólo, repito sólo, los ruidos del bosque, y al levantarte poder experimentar la misma sensación es algo que recomiendo.

Cerca de allí existe lo que denominan el Museo del bosque. Es curioso porque al entrar hay una zona en la que puedes escuchar esos ruidos que se producen en su seno, y la gente no era capaz de escucharlos. Pájaros, el agua corriendo por entre las piedras, el viento acariciando sus copas, los búhos a la noche, el campanear de las vacas sueltas, y quizás algún lobo superviviente.

Descubrí otro restaurante de los de antes en un pueblo de cuatro casas, cuatro, que se llama Quintanarejo. Un antiguo establo en el que dan unos chuletones y unos solomillos de buey de los de verdad, no de plástico yanqui. Regados con recios tintos de la zona, y con un revuelto de setas de las muchas que existen por allí, es otro de los placeres que aún nos podemos permitir hoy en día.

Y la Laguna Negra. Con su misterio, sus leyendas, y su belleza. Aunque lo mejor es visitarla en silencio, os pongo una canción que sí escucharía allí.

Ahora vuelta a "territorio comanche". Pero esta vez con las pilas recargadas, y con ganas de dar guerra, mucha guerra. Si alguien pensaba que el deprimente Congreso del PSN había acabado conmigo se equivocó. Sigo vivo políticamente.

Seguiré informando. Mientras tanto escuchar mi música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario