viernes, junio 13

Apoyo de un gran músico, y mejor persona

Que Carlos Chaouen refleje en su blog, que os animo a visitar porque veréis y leeréis cosas preciosas alejadas de la inmundicia de la política, su apoyo a mi quijotesca lucha, es además de un soplo de aire fresco, un empujón en momentos difíciles. Esto dice:

"Por último, y cambiando de tercio (por cierto que vaya metáforas se han visto en San Isidro) os recomiendo visitar el blog de Jose Luis Uriz a quien expreso todo mi apoyo en sus andaduras múltiples, no por mayor o menor afinidad política (aspecto menor en este caso) sino por su ejemplo activo de lucha por la mejora de las personas y su entorno vital, y por parecerme, en las pocas ocasiones en que nos hemos visto, una bella persona. Seguimos en las trincheras, corazón, tirando piedras, contra la última frontera.......Salud!
Carlos Chaouen"

Desde el respeto y admiración que le tengo valoro esa referencia, y sobre todo que piense así de mi. Gracias Carlos, por tu apoyo, y por tu arte, que cuelgo aquí en una pequeña dosis.

Música y política, aceite y agua, pero a pesar de eso desde tan diferentes lugares también surgen amistades.

Un abrazo socialista, Carlos, y libertario.



Qué maravilla de letra. Y YO AQUÍ SIGO EN MI TRINCHERA:

Duele, la vida como un puñal hay veces que duele
y nada tiene que ver con tu boca
que hecha para besar hay veces que muerde
que anuncia cordura y a veces se vuelve loca
Duele porque la piel no es materia inerte
Duele porque el querer es dolerse a veces.

Tiembla, la vida como con miedo
hay veces que tiembla
y nada tiene que ver con el aire
que mueve tu ropa en noches de luna escueta
que aprieta suelta y evoca y me enloquece
tiembla por los latidos que tu provocas
y también porque el querer es temblar a veces.

Y cada uno en su camino va cantando espantando sus penas
Y cada cual en su destino va llenando de soles sus venas.
Y yo aquí sigo en mi trinchera, corazón
tirando piedras, contra la última frontera
La que separa el mar del cielo del color de tus maneras
la que me lleva a la guerra, a ser semilla en la tierra.

Y no me pidas tanto, corazón
que tengo poco aire en el pulmón
lo que tengo es un castillo en el cielo
si viene la guadaña a mi rincón
envuélveme la frente en tu sudor
y le das un beso a todos si me muero...

Ríe, la vida como un volcán hay veces que ríe
y nada tiene que ver con el tiempo
Se ríe porque para ella somos tan leves
como el humo azul que del pudor se desprende
ríe porque tu llanto se lo merece
y también porque el querer es reírse a veces.

Vive, la vida por compasión hay veces que vive
y nada tiene que ver con la muerte
Y cuando llegue ese instante déjame verte
que no hay mayor libertad que tenerte enfrente
y que nadie sea absuelto por no quererse
y vive porque el querer es vivir dos veces.

Y si todo es semilla no me dolerá la astilla
que sangran de mi costado
tus andares de chiquilla, y no me digas nada,
déjame a mi en mi ventana
con los pies del otro lado,
yo me fumo mis mañanas.

2 comentarios:

  1. Chaouen es genial, un sabio, jeje

    ResponderEliminar
  2. No le falta razon a nuestro amigo Carlos.Aunque no salgan palabras tan bonitas de mi boca sabes que opino como él.
    Un abrazo y no cambies nunca tu forma de ver el arte y la cultura y tu modo de sentir la música.
    Salud!!!

    ResponderEliminar